jueves, 15 de enero de 2009

Padres de Santa Teresa son Testimonio Fecundo del Amor Conyugal



PARÍS, 20 Oct. 08 (ACI).-El Prefecto Emérito de la Congregación para las Causas de los Santos, Cardenal José Saraiva Martins, señaló que los nuevos beatos y padres de Santa Teresa del Niño Jesús, Louis Martin y Zélie Guérin, son "dos testimonios del amor conyugal" que educaron a sus hijos sólidamente en la fe cristiana; convirtiéndose así en ejemplo para los esposos cristianos.

Ante las más de 15 mil personas que asistieron a la Misa de Beatificación celebrada en la Basílica dedicada a Santa Teresa en Lisieux, Francia, el Purpurado indicó que la ejemplaridad de esta pareja de esposos debe estimular a los cristianos a una cotidiana práctica de las virtudes al interior de las familias para que también los hijos "canalicen su atención hacia la fe cristiana".

El Purpurado portugués precisó luego como la Iglesia "no admira solamente la santidad de la vida" de los padres de Santa Teresa sino que también "reconoce en esta pareja la santidad eminente de la institución del amor conyugal, así como la ha concebido el mismo Creador".

"¿Cuál es el secreto de su éxito en su vida cristiana?", cuestionó el Cardenal; y contestó: "han caminado junto a Dios en búsqueda de la voluntad del Señor" y para estar seguros de cumplir su plan han mirado siempre a la Iglesia "experta en humanidad, buscando conformarse en todos los aspectos de su vida a las enseñanzas de la Iglesia". "Han servido primero a Dios en el pobre, no por simple generosidad, ni justicia social, sino simplemente porque el pobre es Jesús. Servir al pobre es servir a Jesús y darle a Dios lo que es Dios", añadió.

Al referirse luego a los 19 años de matrimonio que compartieron, el Cardenal subrayó cómo los padres de Santa Teresa "vivieron las promesas de su matrimonio en la fidelidad más absoluta, en la conciencia de la indisolubilidad de su legado, en la búsqueda de la fecundidad de su amor, en la alegría como en el dolor, en la salud y la enfermedad" y explicó que todo esto fue un don para sus hijas. "Entre ellas, admiramos particularmente a Teresa, obra maestra de la gracia de Dios y obra maestra del amor de sus padres hacia los hijos".

Luego de explicar cómo Louis aceptó con fe y esperanza la muerte de Zélie a causa del cáncer; y cómo afrontó su propia muerte de la misma forma, el Purpurado se refirió a la celebración de su beatificación en el día en que la Iglesia celebra la Jornada Mundial de las Misiones.

"Ellos son un ejemplo de misioneros. Por ello el Papa ha querido que fueran proclamados beatos en esta jornada tan querida para la Iglesia universal: ha querido unir a los maestros Louis y Zélie a su discípula Teresa, su hija, quien se convirtió en la Patrona de las Misiones y Doctora de la Iglesia".

El Cardenal Saraiva también comentó que "cuando leí la carta apostólica del Papa pensaba en mi padre y mi madre, y en este momento, quisiera que ustedes también piensen en su padre y su madre y que juntos demos gracias a Dios por habernos creado y hecho cristianos gracias al amor conyugal de nuestros padres".

Entre los participantes en la ceremonia de beatificación se encontraba Pietro Schiliro, un niño italiano de Monza, cuya curación inexplicable en 2002 ha sido atribuida a la intercesión de los padres de Santa Teresa.

No hay comentarios :