jueves, 20 de agosto de 2009

Frutos maravillosos del Retiro‏


Publicamos un lindo poema que escribió Orlando Zambrano a su esposa como fruto espontáneo del amor que afloró durante el retiro.

TU SEÑOR NOS HACES UNO

CADA DIA QUE AMANECE
NOS SONRIE Y TAL PARECE
QUE ENTRE SABANAS DE AMOR
NUESTROS CUERPOS NO SON DOS
TU SEÑOR NOS HACES UNO

NUESTRAS MANOS SE ENTRELAZAN
Y ELEVAN UNA MISMA ORACIÓN
AL CANTARTE EN NUESTRO ALIENTO
NO SE FUNDE SOLO VOZ
SON DOS ALMAS HECHAS UNA
LAS QUE ENTONAN EN TU HONOR
TU SEÑOR NOS HACES UNO

Y JUNTOS VAMOS POR LA VIDA
BUSCÁNDOTE SIN DESMAYAR
PUES SUS PASOS Y LOS MÍOS
DEJAN UNA HUELLA NADA MAS
TU SEÑOR NOS HACES UNO

NUESTROS BRAZOS FORMAN NIDO
NO SON CASA SON HOGAR
TEMPLO VIVO DE TU ESPÍRITU
DONDE BUSCAMOS FORMAR
CON LA AYUDA DE MARÍA
A LOS HIJOS QUE NOS DAS
TU SEÑOR NOS HACES UNO

ES QUE AL VER A NUESTROS HIJOS
NUESTRO CORAZÓN SIENTE IGUAL
PUES SUS PENAS SON LAS NUESTRAS
Y SUS ALEGRÍAS NOS ALEGRAN MAS
TU SEÑOR NOS HACES UNO

NO SOY DIGNO DE PEDIRLO
HUMILDEMENTE APELO A TU BONDAD
QUE AL FINAL DE NUESTRO TIEMPO
CUANDO NOS TENGAS QUE JUZGAR
YA NO SEA ELLA NI SEA YO
SEAMOS UNO POR TU DON.
TU SEÑOR NOS HACES UNO

Para Blanchi con todo mi amor. y para todas las esposas de los equipos de parte nuestra


Orlando Zambrano
equipo 20

3 comentarios :

Wolfio Ribadeneira dijo...

Muchas bendiciones para Orlando y su Equipo 20 de parte del Equipo 16

Anónimo dijo...

Me ha emocionado mucho leer este lindo poema, fruto de un gran amor cobijado bajo el manto de Nuestro Senor. Gracias por compartirlo con los companeros de camino. Miriam Cordero de Alban. Equipo 22. Guayaquil.

Anónimo dijo...

Hermoso poema, me encantó!