martes, 22 de mayo de 2012

Carta de Carlo y María Carla Volpini, Pareja Responsable del ERI (Equipo Responsable Internacional)


Queridos amigos miembros de los equipos del mundo:    

El gran Encuentro Internacional de Brasilia está cada vez más próximo. Sin duda alguna, va a constituir una maravillosa fiesta de amistad, de fraternidad y de internacionalidad. Al mismo tiempo, estamos seguros, va a ser una magnífica experiencia de compartir y de crecimiento en la fe, puesto que estaremos reunidos  en el nombre del Señor para reflexionar juntos sobre el tema central del Encuentro: “atreverse a vivir el Evangelio”  con el fin de regresar “renovados” a nuestros hogares: renovados en la vida y en la fe.

“Atreverse a vivir el Evangelio” no puede quedarse solamente como el título de este XI° Encuentro Internacional, debe llegar a ser un signo fuerte en nuestro espíritu y en nuestro corazón que nos conduzca hacia la conversión total hacia Dios. Nuestra época demanda auténticos testigos de la fe y verdaderos misioneros de la Buena Nueva: con alegría y entusiasmo debemos aceptar este desafío para cambiar el mundo actual por un mundo mejor.

Los miembros de los equipos de los 70 países donde está el Movimiento somos alrededor de 120.000 personas. De este gran número, tan sólo unas 8.000 personas podrán vivir “in situ” la experiencia del Encuentro, pero los que viajan llevarán con ellos a sus hermanos de su mismo equipo y de su propio país y al regresar traerán consigo las gracias recibidas para todos sus hermanos.

Los que se quedan no deben sentirse excluidos de esta gran experiencia: todos debemos sentirnos involucrados, orando juntos con los hermanos que estarán en Brasilia y siguiendo desde sus hogares y a través de todos los medios posibles, el evento del Encuentro.

A todos los miembros de los equipos del mundo se les ha confiado el éxito de este XI° Encuentro y a todos ellos les pedimos recitar diariamente la oración al Espíritu Santo para que haciéndose presente en este Encuentro nos ilumine a todos.

Esta oración, recitada en todos los rincones del mundo deberá ser la voz que, en plena armonía, llegará al cielo donde será acogida por el Padre Caffarel quien será ciertamente un gran ángel de la guarda para nosotros y que nos brindará, una vez más, la oportunidad de buscar juntos” el camino de la fe sobre los senderos de la historia.



ORACIÓN PREPARATORIA AL
XI ENCUENTRO INTERNACIONAL DE LOS ENS

Señor, en fidelidad al carisma de los EQUIPOS DE NUESTRA SEÑORA,
nosotros te confiamos el XI ENCUENTRO INTERNACIONAL,
como oportunidad de bendiciones para los Equipistas del mundo entero.

Caminando rumbo a Brasilia, pedimos las luces del Espíritu Santo,
para que los Matrimonios crezcan en espiritualidad conyugal y santidad,
enraizados en el amor y en la Gracia de la donación total a Cristo,
Modelo y Señor de la historia. Porque, con esta gracia,
los esposos cumplen su misión y compromiso,
viviendo la unidad, la fidelidad y la conyugalidad,
en la entrega mutua de sus vidas.

Buscando “Atreverse a vivir el Evangelio”,
que los matrimonios Equipistas se hagan discípulos y apóstoles,
símbolo vivo del amor de Cristo, templo del Espíritu Santo
y revelen al mundo la comunión del amor total y fructífero entre Cristo y la Iglesia,
por la vivencia del sacramento del matrimonio.

Te pedimos, Señor, por todos los Consiliarios Espirituales,
para que, inspirados en la espiritualidad de nuestro fundador, Padre Caffarel,
sean presencia renovadora en el mundo,
ayudando a construir la civilización del amor.

Que con las bendiciones de Dios y la protección de Nuestra Señora Aparecida,
podamos todos en este XI Encuentro Internacional,
demostrar al mundo la unidad del Movimiento
y la felicidad de quienes viven el matrimonio cristiano.

Amén

No hay comentarios :