lunes, 17 de septiembre de 2012

18 de Septiembre - Aniversario del P. Caffarel



El 18 de septiembre de 1996, el padre Henri Caffarel –nuestro Fundador- entregaba su alma al Creador, luego de una vida plena de realizaciones y total entrega a su sacerdocio. Esto sucedió en Troussures, diócesis de Beauvais (Francia). Rodeado solo de sus más íntimos colaboradores, este hombre que pregonó en alta voz la santidad del matrimonio cristiano, se adelantó a tantas y tantas parejas que aspiramos, en todo el mundo, llegar a la Casa del Padre tomados de la mano (esposo y esposa) por el camino de los ENS. Al día siguiente fue inhumado en el pequeño cementerio cercano, luego de una eucaristía celebrada por Mons. Thomazeau, obispo de Beauvais. Sus restos reposan en el suelo con la humildad del grano echado en la tierra…

En esta fecha, bien vale recordarle a través de un hermoso texto de su autoría: 

« PAREJA CRISTIANA »

Dios dijo: «Pareja cristiana, tú eres mi fortaleza y mi esperanza.»

«Cuando creé el cielo y la tierra, y en el cielo las grandes luminarias, vi  en mis criaturas vestigios de mis perfecciones, y encontré que todo era bueno.

Cuando recubrí la tierra con su gran manto de campos y bosques, vi que todo era bueno.

Cuando creé  los animales innumerables según su especie, contemplé en  esos seres vivos y  abundantes un reflejo  de mi vida desbordante, y  encontré todo  eso era bueno.

De toda mi creación elevé un gran himno solemne y jubiloso celebrando  mi gloria y mis perfecciones.

Y yo solamente veía la imagen de lo que es mi vida más secreta, la más  ferviente. 

Entonces se despertó en mí la necesidad de revelar lo mejor de mí: y  ese fue el más bello de mis inventos.

Así fue como creé, la pareja humana, “a mi imagen y semejanza”, y vi  que todo era bueno.

En medio de este universo del cual toda criatura proclama mi gloria,  celebra mis perfecciones, finalmente surgió el amor  para revelar mi amor.

Pareja humana, mi criatura  bien amada, mi testimonio  privilegiado,  comprendes por qué te amo entre todas las  criaturas, comprendes la gran  esperanza que tengo en ti? 

Eres portador de mi reputación, de mi gloria, para el  universo tú eres  la razón de esperar….porque tú eres el amor.»

No hay comentarios :