domingo, 4 de agosto de 2013

Revitalizar la Oración Conyugal y la Sentada. Parábola # 3


Fuente: Equipos de nuestra Señora - Super Región de España

Hacemos entrega del tercero de los 8 guiones de la guía: “Ocho parábolas para una vida matrimonial – La esperanza y la compasión en el corazón de la pareja”

3ª SENTADA

Oración

Parábola de los niños que están de mal humor. Lucas 7, 31-35

No estamos solos ante las dificultades.

«¿Con quién, pues, compararé a los hombres de esta generación? ¿A quién se parecen?
Se asemejan a unos niños, sentados en la plaza, y se dicen entre ellos: “¡Les tocamos la flauta, y ustedes no bailaron! ¡Entonamos cantos fúnebres, y no lloraron!”.
Porque vino Juan el Bautista, que ni come pan ni bebe vino, y ustedes dicen: “Tiene un demonio”.
Vino el Hijo del hombre, que come y bebe, y ustedes dicens: “Mirad qué hombre más comilón y borracho, amigo de publicanos y pecadores”.
Pero la Sabiduría ha sido reconocida como justa por todos sus hijos»


Preguntas para el Momento de la Sentada
  • ¿Has tocado la flauta y no he danzado? No tenemos problemas para encontrar ejemplos en nuestro matrimonio. ¿Cómo hacer para responder mejor a las llamadas del otro en tal o cual caso concreto? ¿Cuándo he respondido a sus llamadas? ¿Cuándo me he sentido escuchado?
  • ¿En un matrimonio, la crítica o los reproches pueden surgir fácilmente. ¿Cómo poner en cada uno de nosotros una mirada de “benevolencia” (=ver el bien) en la atención al otro?
  • ¿Qué es aceptarse el uno al otro con la mirada de Cristo?


No hay comentarios :