martes, 26 de agosto de 2014

Retiro Pre-Sector Norte 2014



Los días  26 y 27 de julio se llevó a cabo en Los Andes (Carchi) el Retiro ENS anual en el Presector Norte. Asistieron 36 parejas de Quito, Atuntaqui y San Gabriel. Estuvo acertadamente animado por el P. Alejandro Perdomo, consiliario del E-8 de Quito. Contamos también con la valiosa presencia del P. Arturo Pozo, consiliario de los Equipos 6 y 27 de Quito, quien concurrió como un retirista más pero estuvo dispuesto todo el tiempo a prestar su contingente sacerdotal en los diversos actos del Retiro.

Como algo singular, hay que destacar que se trató de un retiro de completo silencio, lo que fue acatado fervorosamente por las parejas asistentes. Incluso el espacio de comidas fue aprovechado para escuchar lecturas de los escritos del P. Caffarel. El hilo conductor fue “El matrimonio como vocación”, lo que fue reflexionado a través de charlas y meditaciones tanto personales como de pareja. Hubo también un conversatorio colectivo. Se celebraron Eucaristías de entrada y salida del evento, así como el rezo del Santo Rosario en procesión por las calles aledañas al Centro de Espiritualidad. También hubo la Adoración al Santísimo con la participación entusiasta de equipistas del E-8. El Equipo de servicio se conformó con parejas voluntarias de diversos equipos. Se aprovechó del almuerzo de despedida para confraternizar y conocerse, a la vez que tomarse las fotos de rigor.

Podemos decir que, pese a la cortedad del tiempo, fue un espacio espiritual muy bien aprovechado y, Dios quiera, de abundante provecho espiritual. Así lo manifiestan algunas impresiones escritas en las evaluaciones del Retiro:
  • Descubrimos que somos un regalo de Dios como esposos, el uno para el otro.
  • Salimos satisfechos y agradecidos con Dios por habernos permitido participar en esta experiencia.
  • Nos sentimos elegidos por el Señor.
  • Nos hizo sincerarnos y abrir nuestro corazón.
  • El retiro estuvo perfecto en todo.
  • Gracias al Señor por permitirnos limpiar nuestro corazón y encontrarle nuevamente como centro de nuestro amor.
  • Nos hizo reflexionar sobre cuál es nuestra vocación: reconociendo que tenemos dones y carismas que nos hacen especiales para nuestra pareja y nuestra familia.
  • El retiro fue maravilloso.
  • Hemos comprendido la importancia del silencio para escuchar al Señor.
  • Ahora estamos más dispuestos a seguir a Jesús con todo amor.

¡Alabado sea el Señor por siempre!.
De nuestra parte muy agradecidos con todos quienes colaboraron de cerca en la preparación y desarrollo de este retiro.

Anita y Rafael

Coordinadores Presector Norte

No hay comentarios :