lunes, 28 de septiembre de 2015

Aquí estoy Señor, Envíame! - Encuentro Internacional de Regionales, Roma 2015








Equipos de Nuestra Señora
Roma 2015
Encuentro Internacional de Regionales
6-11 de septiembre.

Aquí estoy Señor, Envíame!

Del domingo 6 de septiembre al viernes 11, se llevó a cabo el Tercer Encuentro Internacional de Hogares Responsables de Regiones en la casa de retiros “Madonna del Carmine” en el área de Ciampino (Roma). Aproximadamente 180 parejas responsables de regiones, de provincias y de super-regiones de 42 países reflexionaron sobre la necesidad de la formación y el compromiso con la Misión dentro y fuera del Movimiento. Fue un tiempo para compartir en equipos multiculturales, asumiendo y aceptando cada uno al otro, en su sentido más completo. Fue un encuentro de esfuerzo conjunto,  de ayuda mutua espiritual y de conversión para los Regionales de cada país.

Los puntos más importantes que fueron objeto de intensas reflexiones durante este Encuentro fueron:

  • “Encontrar el sentido de la vocación personal y conyugal.
  • Animar la formación de los hogares regionales y provinciales mediante el intercambio de experiencias entre los participantes.
  • Refrescar el sentido de la misión del Movimiento, que no es solo una tarea, sino la respuesta a una vocación que nos ha confiado el Señor para alcanzar la Santidad.
  • Indicar las orientaciones generales para los ENS durante el período de 2015-2016.”



El Encuentro fue principalmente el resultado de los encuentros de equipos mixtos realizados entre todos los participantes, los mismos que giraron en torno al tema de la escucha y el discernimiento del camino para servir.  Para ello se invitó a escuchar, volviendo a las fuentes para, desde la fidelidad al carisma,  poder compartir las aspiraciones y las dificultades frente a la sociedad en la que estamos integrados.

Se reflexionó sobre cómo la misión de cada uno es el contenido de su propia existencia y que forma parte integrante de la propia identidad de las personas y parejas, tal como nos indicó el Padre Caffarel: vocación y misión siempre están ligadas.

El Equipo Responsable Internacional (ERI), al elegir el lema de este Encuentro Internacional “Aquí estoy Señor, envíame”, inspirado en la frase de Isaías,  desea que cada matrimonio del Movimiento redescubra en sí los dones que el Señor les ha concedido: Fidelidad, Espiritualidad, Fecundidad, Redención y Evangelización (Misión).

La reflexión sobre la riqueza del contenido teológico de la frase “Aquí estoy Señor, envíame” acompañó todo el Encuentro, con la esperanza que la respuesta a esta afirmación se encontrara en lo más íntimo  de todos los participantes. Se resaltó la importancia de la escucha para que la comunicación de amor sea verdaderamente evangélica. Se abordaron temas tan importantes como “El Sacramento del matrimonio y sus desafíos” y tan actuales como “El Encuentro con el Islam y la realidad vivida por los equipos bajo este contexto”.

Los jóvenes ENS también estuvieron presentes con el testimonio de los representantes de los matrimonios jóvenes de Francia y la Responsable Internacional (joven de Norteamérica), quienes plantearon la necesidad de saber “Escuchar y Comunicar a los jóvenes hoy”.

Las intervenciones de los “Intercesores”, así como de los “Equipo Satélites” ampliaron el conocimiento que hasta el momento tenían los Hogares Regionales sobre los objetivos y las necesidades de tan importantes servicios.
La mesa redonda sobre “Pedagogía del movimiento, búsqueda y reflexión, Formación Cristiana y Teología de la Sexualidad” planteó interesantes retos para los siguientes años de la formación continua del movimiento.

Momento importante del Encuentro fue el análisis de como “El mundo en transformación interpela a los ENS”, con lo cual se recordaron las preocupaciones que tuvo el Padre Caffarel en el Encuentro de Regionales de Chantilly sobre el futuro de los ENS, entonces y ahora, motivando a los asistentes a acompañar a la iglesia “en salida”, como afirma con tanta frecuencia nuestro papa Francisco. Esta temática fue complementada por los testimonios de algunas parejas sobre “El dinamismo de la iglesia en salida hacia las periferias”.

Otro punto destacado, de honor y de alegría del Encuentro, fue sin duda, la intervención excelente que realizó Jean Allemand, autor del libro “Henri Caffarel, un hombre cautivo de Dios”, quien fue el secretario del Padre Caffarel, y que aceptó la invitación para hablar con más detalle sobre la figura de nuestro fundador, profeta del Sacramento del matrimonio. Complementó esta intervención el padre Marcovits, quien habló sobre el pensamiento del padre Caffarel, y el padre Paleri, actual postulador del proceso de canonización.

La internacionalidad fue el eje transversal del Encuentro tanto desde las experiencias vividas por los participantes en los encuentros mixtos como en la presentación formal que se tuvo sobre este tema tan querido dentro del movimiento.

“Kilómetro Cero” fue la presentación y actividad sobre el punto de partida para el próximo Encuentro internacional del año 2018. En la misma se escuchó la opinión de los principales responsables del Movimiento sobre el lugar donde se deberá llevar a cabo este Encuentro. El resultado final recayó sobre Portugal y el lugar elegido fue el Santuario de Fátima.

“El gran día de este Encuentro” fue sin lugar a dudas el jueves 10 de septiembre, fecha histórica para el Movimiento, en la que luego de vencer muchas dificultades, los participantes tuvieron en una audiencia privada el encuentro con el Papa Francisco. Fue un momento culminante para nuestro Movimiento y para todos los participantes en este Encuentro.

No podía faltar la reunión social. Todos los participantes fueron invitados a una visita turística por Roma y a una cena de convivencia. En ambos momentos se compartió la alegría de haber vivido juntos un día que formará parte de nuestra historia.

El último día se tuvo el privilegio de escuchar a Monseñor Paglia, presidente del Pontificio Consejo de la Familia, quien disertó sobre el tema del Sínodo de los Obispos: “Desafío de los matrimonios y las familias en el contexto de la nueva Evangelización”.

El intercambio de ideas y experiencias con el testimonio de todos los asistentes se realizó, ya sea durante las cuatro reuniones de equipos mixtos o bien durante los tres foros que se realizaron, momentos que favorecieron el debate más profundo sobre los temas abordados. Durante el foro final, se presentaron las orientaciones para el año 2015/2016: Año Santo de la Misericordia, Matrimonios: Vivir la misión en la alegría. La Orientación es “Redescubrir y hacer fecunda la misericordia de Dios”.

Todo el Encuentro estuvo acompañado por emotivas celebraciones litúrgicas, las mismas que otorgaron un sentido espiritual a las experiencias vividas y  a las reflexiones teóricas desarrolladas.

Los participantes volvieron a la fuente para beber el “Agua de la Sabiduría” y recuperaron fuerzas, escucharon a Dios hablar largamente, realizaron un verdadero itinerario de Esperanza, llevándose con ellos las vivencias, las aspiraciones y las dificultades de las diferentes realidades integradas, las mismas que nutrirán el presente y el futuro de la vocación y misión de cada región en respuesta a las periferias que claman y nos demandan respuestas concretas como movimiento de espiritualidad conyugal.

(Tomado de la carta de Presentación del Encuentro elaborada por Tó y Zé Moura Soares, Hogar Responsable del ERI)

Un Abrazo en el Señor
María Auxiliadora y Jaime Jaramillo
Hogar Responsable – Región Ecuador.






No hay comentarios :