sábado, 24 de septiembre de 2016

Ecos del Encuentro de Guayaquil... Desde Paraguay



Es increíble lo que nos pasa siempre estando en los ENS, uno tiene demasiadas experiencias, alegrías, vivencias, anécdotas, crecimiento y aprendizaje para compartir que no se sabe por dónde empezar. Por esta vez quisiéramos compartir las vivencias que más nos llegaron al corazón en este periodo y que creemos están muy relacionadas entre sí.

Por un lado tuvimos la alegría y bendición de haber organizado y participado del primer Retiro Espiritual en Villarrica (2do Retiro del Sector A) , donde varios Equipistas de Villarrica y de Asunción participaron de esta hermosa experiencia, que por primera vez se realizaba en esta ciudad. Desde el inicio nuestros hermanos de Villarrica tomaron las riendas de la organización de la logística y hasta tuvimos muy gratas sorpresas que no esperábamos.  

Gracias a Dios el retiro fue maravilloso  y aun cuando no habíamos concluido ya se hablaba de cuándo se realizaría el siguiente; lo cual nos llevará al compromiso de realizar al menos un Retiro anual en el interior. De todo lo vivido en esos días queremos resaltar  dos valores:  el compartir el mismo espíritu y la fraternidad que nos une como equipistas.

Por otro lado hemos participado del  maravilloso “III Encuentro Hispanoamérica” con el lema “Vivir la Misión con Alegría”.   Este encuentro fue y seguirá siendo una experiencia del Amor de Dios, este Amor que es la fuerza que inspira a nuestro movimiento. Como había señalado nuestro fundador el Padre Henry Caffarel “si es de Dios, ENS continuará” y el tiempo nos ha demostrado que sí es obra de Dios.




La vivencia del encuentro en Guayaquil ha suscitado en nosotros una afecto fraterno, en todo momento hemos experimentado la sensación de que nos conocíamos de hace mucho tiempo, es la sensación que solamente los equipistas de ENS lo podemos experimentar.  Una vez más son demasiadas las experiencias y vivencias que podemos compartir, todos los momentos en que encontramos el amor de Dios. Muchos fueron los maravillosos oradores que nos llenaron de energías el corazón, que nos hicieron recapacitar y comprometernos; unos compartieron alegrías otros fuertes experiencias personales , y de esta forma aprendimos todo lo mejor de cada uno. Estamos seguros que otros equipistas tendrán la oportunidad de compartir con más detalle las experiencias en el encuentro.

Queremos resaltar nuevamente lo que ya mencionamos anteriormente “el compartir el mismo espíritu y la fraternidad que nos une como equipistas”, pero esta vez lo sentimos multiplicado por todos los matrimonios de distintos países de Hispanoamérica. Todos nos sentimos en familia y nadie se sintió extranjero, sino que  fuimos un solo ENS.

Damos gracias a Dios por habernos permitido conocer equipistas de distintas partes de nuestro continente y también el haber sido alojados por una pareja extraordinaria Fabi y Susi Franco del equipo 11 de Guayaquil.

Dios permita que el entusiasmo que trajimos a nuestros hogares después del encuentro se vuelva una realidad en nuestro obrar.

Un fraterno abrazo y poniéndolos en nuestras oraciones.

Jenny y Hugo
ENS Paraguay

*Artículo originalmente publicado en la Revista Bimensual de los Equipos de Nuestra Señora en Asunción, Paraguay.

1 comentario :

Fabian Franco dijo...

Vamos nuevamente, se me borró lo que había escrito.

A un mes de nuestro Encuentro ENS Hispanoamérica, seguimos trabajando y puliendo nuestra misión -como equipistas de base- junto a ustedes queridos Jenny y Hugo y nuestro querido equipo 11 del Sector B de Guayaquil. No hay duda que la graciosa coincidencia de cómo llegan a nuestra casa (los que comemos sano, puras ensaladas y deportistas) fue obra del Señor, Él ya tenía destinado desde el primer momento que se organizaba este Encuentro que ustedes tenían que pisar el suelo de los Fabisu.

Sentimos que ya aterrizados en nuestros trabajos y vida cotidiana, ya empezamos a hacer misión como ENS para enseñar a los demás, que necesitamos convertir al mundo de a poquito, pero de manera sostenible y como aprendimos en el Encuentro, con los 3 verbos rectores: Amar, Rezar y Servir.

La pesca milagrosa de la que conversamos en la reuniones mixtas, nos empujar a ir todos en la misma barca y recogiendo lo que necesitamos en nosotros por obra y gracia del Señor. Nos desfallezcamos en seguir intentando y lanzando la red, el Señor nos va a ayudar y hacer el milagro. La Misión nos costará trabajo, tiempo, investigación, amarguras, pero estamos con la alegría, recuerden eso, la empatía que todos encontramos en la calurosa y bulliciosa Santiago de Guayaquil que nos hará seguir pensando que los primeros cristianos, aquellos que estaban escondidos en cuevas; ahora salen a las calles, luego de sus puestas en común en equipo para multiplicar el compartir un mismo pan y una misma alma. Los ENS tenemos Fe y Fortaleza.

Henri Caffarel entendió el mensaje de las primeras 4 parejas y lo organizaron de tal forma que hasta el día de hoy Equipos de Nuestra Señora continúe, pero tenemos que hacer que crezca de una manera organizada en nuestra espiritualidad, en nuestra sencillez, en nuestra locura de amar la Cruz y querer nuestra santidad en pareja. Si esos nos son milagros válidos para una canonización de un menudo sacerdote que nos empujaba hacia esa santidad, no habremos perdido, sino hemos ganado el que ENS sea un movimiento que propones cambios sustanciales en la forma de concebir un matrimonio misionero. Nos vamos al Vaticano!!!

Nosotros queremos comer asado paraguayo y aprender guaraní, estamos seguros que el Señor nos hará en su momento el milagro de visitarlos y vivir una emocionante reunión de equipo juntos a ustedes.

No olvidemos lo aprendido, leamos nuevamente el libro del Encuentro, veamos nuestros apuntes. Tomemos atención a ese Módulo 2 La Pesca Milagrosa...La fuerza que necesitamos en nuestra misión está ahí, recordemos las 5 prioridades del matrimonio católico evangelizador,y por nada del mundo perdamos, ni permitamos que opaquen nuestra alegría. Somo ENS, y trabajamos pos nuestro matrimonio y movimiento para un mundo mejor. Viva ENS.

Gracias nuevamente a ustedes por sus palabras, avisen si les vamos llevando tigrillo, bolones de verde con chicharrón light o muchines de yuca.

Los queremos y apreciamos mucho. Un abrazo afectuoso para Mirtha, Rafa y nuestro querido padre Mariano, aun seguimos recibiendo las reflexiones dominicales.

Sus hermanos en Cristo

Fabisu,
Susi y Fabián Franco, Equipo 11, Sector B de Guayaquil-Ecuador