CUENCA, CIUDAD DE LOS CUATRO RIOS


El fin de semana último, el Hogar Responsable de la Región Ecuador Sur, Anita y Pepe Lasso, nos invitaron junto con cuatro matrimonios de Guayaquil, el consiliario de la Región, padre Jorge Galeaz y el consiliario responsable del EDIPC, padre Jaime Cruz, a compartir una jornada de formación de nuevos Equipos y a tener un pequeño Colegio del Sector Cuenca, junto con los hogares responsables de esa hermana ciudad del Ecuador.

Partimos con muchas expectativas y las ganas de siempre encontrarse con grandes amigos, que hemos hecho en los 12 años que el sector Cuenca inició su caminar con el Equipo 1.  El calor de entrada de Cuenca nos hizo sentir que la jornada de trabajo iba a desarrollarse con felicidad y ese ánimo que es propio en los  Equipos de Nuestra Señora.  La noche del viernes fue de planificación y de entrega en oración por los resultados del trabajo del sábado, con el que recibiríamos a un total de 10 nuevos matrimonios para el Sector Cuenca. Y pues sí, nunca falta el jolgorio y los buenos recuerdos cuando de fraternizar se trata con discípulos para una misma mies.

El lugar que fue seleccionado: Baguanchi, una casa de salesianos que invitaba a la reflexión, al sosiego y a mantener un diálogo (puestas en común), junto con los equipistas de Cuenca, donde pudimos sentir las mismas circunstancias que nos interpelan, pero a la vez las ganas de que la pedagogía de los ENS nos llegue a los tuétanos, y así mirar la senda de la felicidad y de la espiritualidad conyugal.

Las charlas que fueron ofrecidas por los matrimonios estuvieron enfocadas en el carisma, mística y pedagogía de los ENS; la estructura organizativa del Movimiento de la Región Sur del Ecuador; la nueva página web de la Región; los equipos satélites, la formación y la plataforma de formación cristiana elaborada por nuestro movimiento a nivel internacional, ya a disposición de todos en Ecuador.

Qué mejor que cerrar el círculo de charlas con la vida de nuestro fundador, el padre Henri Caffarel. Cada vez que escuchamos algo de él, seguimos imaginando a un ser menudo pero firme, soñador pero a la vez objetivo en perseguir matrimonios formados a la espiritualidad conyugal.  No hay duda que calza el calificativo de profeta, pues era un hombre de Dios. Esperamos todos que su causa de beatificación siga el camino que Dios ha marcado para su pensamiento, no solo en los ENS sino en el mundo entero, pues muchos matrimonios y familias necesitan ser sanadas de la falta de entendimiento entre los cónyuges, de lo que el matrimonio realmente representa: una común unión de marido y mujer a la luz de la creación divina de Dios.

No hay palabras que puedan explicar lo que vivimos las parejas de Guayaquil en la ceremonia de Acogida, pues las emociones de esas renovaciones matrimoniales, la calidez de la preparación de la eucaristía y las palabras pícaras de los jóvenes hijos de equipistas nos arrancaron a más de uno lágrimas y a la vez sonrisas.  Quedó el corazón sereno y el pecho repleto por nuestro Movimiento en Cuenca.

Pues que esto lo conozcan todos: que el mensaje que el padre Caffarel dejó sigue latente en esta latitud del mundo; en una bella ciudad circundada por cuatro ríos, en donde seis equipos colaborarán también por crecer y ser difusores, no solo del mensaje del padre Caffarel, sino de la palabra de Dios -de dos en dos- de matrimonios misioneros para el mundo y por el mundo, con la guía de Nuestra Señora.

Sus hermanos en Cristo.

Fabisu
Susi y Fabián Franco
Hogar Responsable de EDIPC
Región Ecuador Sur